5 razones para traducir tu página web

 

El desarrollo de Internet ha permitido que los sitios web se expandan a nivel mundial. El sector del comercio electrónico en particular, al haber roto las fronteras geográficas regionales, ofrece nuevas perspectivas. La idea ya no es sólo tener un sitio atractivo y bien optimizado. Ahora es posible ir más allá y embarcarse en la internacionalización.

 

Gracias a estas oportunidades internacionales, han surgido gigantes empresariales como Amazon. ¿Cuál es su punto fuerte? Estar en contacto directo con el cliente dondequiera que esté. Ofrecen ofertas personalizadas y localizadas a clientes de todo el mundo y la traducción es un paso clave para que sea un éxito. Los principales sitios online que llegan a una audiencia global como Amazon, Rakuten o Steam han traducido todos sus sitios a varios idiomas. ¿Por qué tú no? Hay por lo menos 5 buenas razones para traducir tu sitio web.

 

 

            Llegar a más gente

 

La primera razón obvia para empezar a traducir tu sitio web es ampliar tu audiencia. La traducción es, por lo tanto, el primer paso hacia un desarrollo internacional de éxito.

 

Si hay más visitantes que puedan entender el contenido de tu web, entonces podrás aumentar tu audiencia de manera significativa. Ya sea un blog o un sitio de comercio electrónico, la traducción es un pilar del desarrollo de tu negocio online.

 

Según un estudio de la Comisión Europea, el 90% de los europeos visitan sitios web en su lengua materna, mientras que el 43% de ellos compran productos o servicios en sitios web sólo si se ofrecen en su lengua materna.

 

Además, según The Consumer Barometer Survey realizada por Google en 2015, para casi el 34% de los visitantes chinos en sites internacionales de comercio electrónico, la falta de traducción en su idioma es una barrera para comprar online.

 

Concretamente, para que un posible cliente decida hacer una compra en un sitio web, deben cumplirse varias condiciones. Puede ser que tengan la capacidad financiera para realizar la compra, que les guste la marca o que estén interesados en el producto. La necesidad de cumplir con varias condiciones reduce la amplitud del objetivo. Por lo tanto, el idioma no debe suponer una barrera para convertir a tus clientes potenciales en auténticos clientes.

 

            Mejorar la confianza y la satisfacción del cliente

 

Uno de los elementos clave para atraer y mantener un alto tráfico en un sitio web es la confianza. Para el autor de un blog, la relevancia y veracidad del contenido publicado influye en esta confianza. En el caso del comercio electrónico, el lenguaje es igual de importante.

 

Un sitio sin traducir puede convertirse en un gran riesgo de conversión. De hecho, muchos clientes renuncian a su intención de compra cuando navegan en un sitio en un idioma extranjero. Hay muchas razones para ello: un malentendido sobre los detalles del producto, su uso o las condiciones de devolución puede causar un verdadero temor al visitante. Si este último tiene la impresión de no tener acceso a la información esencial de manera comprensible, no hará su compra.

 

Además, la localización es sinónimo de proximidad. Grandes compañías como eBay o Amazon lo saben bien. Por ejemplo, tienen cuentas de Twitter en diferentes idiomas por lo que pueden llegar a un objetivo en varias regiones. No sólo el idioma, sino también el contenido y la estrategia se adaptan a cada país de destino. Todos estos elementos ayudan a mejorar la satisfacción y la lealtad de los clientes.

 

Aumentar el posicionamiento natural

 

El propósito de un sitio web es ser visto. Para lograrlo, es fundamental estar bien posicionado en los rankings de los motores de búsqueda.

 

Este objetivo se logra a través de una estrategia de posicionamiento natural o SEO. En gran medida, un trabajo de SEO efectivo se basa en un contenido relevante y en palabras clave eficaces. Estas últimas están dirigidas a las consultas que los usuarios de Internet escriben en el motor de búsqueda.

 

Sin embargo, la mayoría de las veces realizan esta búsqueda en su lengua materna. Por eso es tan importante elaborar una estrategia de SEO en el idioma de cada país objetivo. La traducción del contenido, así como de las palabras clave asociadas a él, a varios idiomas te permite aumentar tu visibilidad en Internet. Aparecerás mucho más fácilmente en los resultados en lengua extranjera de los diferentes buscadores y

 

la competencia por las palabras clave puede ser más débil en otros idiomas que no sean el inglés o el francés. Una estrategia de SEO multilingüe es por lo tanto una buena manera de atraer tráfico cualificado a tu sitio web.

 

            Obtener una ventaja competitiva significativa

 

Muchos de tus competidores no implementarán una estrategia multilingüe. Por lo tanto, es una oportunidad para obtener una gran ventaja competitiva.

 

La traducción facilita la internacionalización de tu empresa y aumenta tu ámbito de acción. Estar presente en un mayor número de mercados te permitirá ser más resistente y obtener una ventaja competitiva.

 

De hecho, podrás vender tus productos o servicios sin preocuparte por cuestiones de estacionalidad. También es una oportunidad para vender más productos diferentes y diversificar tu negocio. Tu empresa se hará más fuerte y competitiva.

 

Además, aumentará la confianza de los clientes frente a otros sitios de la competencia que no localizan su sitio web. Esto se debe a que traducir el sitio a la lengua materna de tus clientes y ofrecerles una oferta comercial adaptada es una señal de respeto. Tus esfuerzos demuestran que te preocupas por ellos y por las diferencias culturales.

 

Aumentar tu volumen de negocios

 

La consecuencia lógica de todo lo anterior es un aumento de tu volumen de negocios. Aumentar los posibles objetivos, mejorar la satisfacción del cliente y el SEO asociado a una internacionalización de tu oferta sólo puede aumentar las ventas.

 

La traducción te permite atraer más clientes y facilitar su navegación. Tu oferta será más legible y agradable para los clientes.

 

Además, los sitios multilingües promueven un desarrollo internacional eficaz y podrán dirigirse a nuevos mercados. La zona Asia-Pacífico es rica en oportunidades para quienes se esfuerzan por adaptarse a los clientes locales.

 

Todos estos elementos convergerán y, en última instancia, aumentarán significativamente el volumen de negocios de tu empresa.

 

 

            Tu proyecto de traducción: un pilar de la estrategia web

 

Traducir tu sitio web es un auténtico proyecto de desarrollo. Requiere tiempo y grandes competencias. Para obtener una traducción de calidad, es esencial utilizar traductores profesionales.

 

Estos traductores tienen habilidades lingüísticas avanzadas que no están disponibles en los programas de traducción automática como la traducción de Google. Además, algunos contenidos muy específicos, como la traducción jurídica de los TCG o la traducción técnica de las descripciones de los productos, requieren conocimientos técnicos reales. De lo contrario, te arriesgarás a que surjan malentendidos.

 

Los principales idiomas en Internet pueden ser el inglés, el chino mandarín, el español, pero también el hindi o el bengalí. La elección del idioma o idiomas de destino dependerá de tus objetivos comerciales y de la naturaleza de tu empresa. Probablemente no necesitarás traducirla a todos estos idiomas. Sin embargo, traducirlo a 2 o 3 puede suponer una verdadera diferencia en términos de negocio.

 

2020-06-05T10:25:57+02:0013 mayo 2020|Non classé|