Condiciones generales de venta2019-02-18T18:05:53+00:00

Condiciones generales de venta (CGV)

Las presentes condiciones generales de venta de prestaciones de servicios (en adelante, «Condiciones generales de venta») recogen los derechos y obligaciones de las partes en el marco de la venta, ya sea en línea o en formato impreso, de nuestros servicios de traducción (en adelante, las «Prestaciones») que ofrece Milega (en adelante, el «Proveedor») al comprador (en adelante, el «Cliente»).

ARTÍCULO 1. APLICACIÓN DE LAS CONDICIONES GENERALES DE VENTA OPONIBILIDAD

Todos los pedidos realizados con el Proveedor conllevan la aceptación, sin reservas, por parte del Cliente de las presentes Condiciones generales de venta. Las Condiciones generales de venta prevalecen sobre cualquier otro documento, especialmente sobre las propias condiciones generales de compra del Cliente. Así pues, cualquier otra cláusula que disponga lo contrario, y salvo que exista un consentimiento expreso, será no oponible al Proveedor, independientemente de cuándo se le haya informado al Proveedor de dicha cláusula. Ninguna condición particular prevalecerá sobre las Condiciones generales de venta, salvo que existan disposiciones que establezcan lo contrario y que las partes hayan determinado expresamente mediante un escrito formal. El hecho de que el Proveedor no recurra en un momento dado a alguna disposición de las presentes Condiciones generales de venta para usarla a su favor, no implica que renuncie a hacerlo en posteriores ocasiones.

ARTÍCULO 2. PEDIDOS / PRESUPUESTOS

Para todos los pedidos de los Clientes, el Proveedor elabora antes un prepuesto basándose en los documentos que hay que traducir o en la información facilitada por el Cliente.

En el presupuesto que el Proveedor envía al Cliente se especifica, sobre todo:

  • el número de páginas o palabras que se van a traducir;
  • el idioma al que se va a traducir;
  • la forma en que se determina la tarifa de las Prestaciones y el importe total;
  • el plazo de entrega de las Prestaciones;
  • el formato de los documentos que se van a traducir, en caso de que se contrate un servicio de maquetación específico para la entrega de los documentos.

Para confirmar el pedido de manera firme y definitiva, el Cliente debe enviar al Proveedor el presupuesto firmado, sin ninguna modificación, por correo postal con la indicación «Conforme» en el presupuesto o escaneado por correo electrónico con la indicación «Conforme» en el presupuesto. Cuando el presupuesto se envíe por correo electrónico, el Cliente también puede contestar al hilo de mensajes mostrando su acuerdo mediante la indicación «conforme con el presupuesto en archivo adjunto».

Si el Proveedor no recibe el visto bueno del presupuesto, se reserva el derecho de dar curso al pedido.

Los presupuestos del Proveedor tienen una validez de tres (3) meses a partir de la fecha de envío. Una vez pasado este plazo, el presupuesto se dará por caducado y el Cliente deberá solicitar otro nuevo.

ARTÍCULO 3. CONDICIONES ECONÓMICAS

3.1. El precio de las Prestaciones se determina de las siguientes maneras: a) a tanto alzado; b) por horas de trabajo; c) a partir las tarifas del Proveedor en vigor en el momento de realizar el presupuesto, que principalmente se calcula en función de las palabras del texto de origen (es decir, el número de palabras de las que consta el texto que se va a traducir) o de las palabras del texto de llegada (es decir, el número de palabras de las que consta el texto una vez traducido) que marca el recuento del procesador de texto Microsoft Word (el programa de traducción asistida SDL Trados Studio y otras estadísticas), pero también se puede calcular por líneas, por páginas o por horas.

3.2. El precio total puede verse aumentado, especialmente por motivos de urgencia, búsquedas terminológicas específicas o cualquier otra petición diferente de los servicios habituales que ofrece el Proveedor.

3.3. Los gastos derivados de las Prestaciones (desplazamientos, envío de correo urgente, etc.) corren a cargo del Cliente, salvo que exista una cláusula que indique lo contrario y esta aparezca en el presupuesto.

3.4. El Proveedor puede rebajar el precio o aplicar descuentos por volumen, según un porcentaje o una tarifa combinada (por páginas, por líneas o por horas), en proyectos de más de 50 000 palabras y solamente para ese pedido en cuestión. Si al Cliente se le aplica un descuento o se le rebaja el precio en algún proyecto, ello no le dará derecho, en ningún caso, a beneficiarse de descuentos en todas las Prestaciones posteriores.

3.5. Si el Proveedor no envía previamente al Cliente un presupuesto, los servicios de traducción se facturarán según las tarifas base habituales del Proveedor.

Tarifas base del Proveedor – Listado de traducciones multilingües
ZONA 1 ZONA 2 ZONA 3
0,08 € – 0,14 € / palabra 0,10 € – 0,16 € / palabra 0,13 € – 0,19 € / palabra
Español Alemán Chino
Inglés Holandés Noruego
Francés Polaco Sueco
Portugués Neerlandés Finés
Italiano Ruso Danés
Etc. Etc. Etc.

3.6. Para los pedidos que sobrepasen el importe de 1000 euros (sin gastos incluidos) se podrá exigir un pago por adelantado, cuyo porcentaje se precisará en el presupuesto. En esos casos, no se comenzará a prestar el servicio hasta recibir el pago del anticipo.

ARTÍCULO 4. PLAZO DE ENTREGA

El Proveedor hará todo lo posible para cumplir el plazo de entrega que se indica en el presupuesto, siempre que este reciba todos los documentos objeto del servicio que se vaya a prestar y la confirmación del pedido por parte del Cliente en un plazo máximo de tres (3) días laborables a partir de la recepción del presupuesto, según las condiciones recogidas en el artículo 2 del presente documento. Una vez cumplido dicho plazo, se podrá revisar la fecha de entrega en función de la carga de trabajo del Proveedor.

En cualquier caso, el plazo de entrega que aparece en el presupuesto es orientativo. Así pues, no se podrá responsabilizar al Proveedor por incumplir los plazos de entrega, siempre que esta se haga en un plazo razonable, y se deberá tener en cuenta el tipo de servicio solicitado por el Cliente.

ARTÍCULO 5. REVISIÓN DE LAS TARIFAS Y DE LOS PLAZOS DE ENTREGA

El Proveedor se reserva el derecho de revisar las tarifas de las Prestaciones y de no respetar la fecha de entrega que figura en el presupuesto, tras informar al Cliente de ello, en los siguientes casos:

  • cuando el Proveedor no disponga de los documentos que se quieren traducir para elaborar el presupuesto; es decir, si el presupuesto se realiza teniendo solamente como referencia un extracto del contenido y el número aproximado de palabras;
  • cuando el Cliente modifique o añada documentos después de que el Proveedor elabore el presupuesto, en cuyo caso este se reserva el derecho de ajustar la tarifa en función del volumen de palabras adicional.

Si el Cliente no acepta expresamente las nuevas condiciones de entrega o facturación, el Proveedor se reserva el derecho de comenzar la prestación.

ARTÍCULO 6. FORMATO DE ENTREGA

La traducción se entrega por correo electrónico en formato Word. Cualquier otro tipo de formato o forma de envío de los documentos deberá ser acordado expresamente entre las partes y podrá incrementar el precio total.

ARTÍCULO 7. PRUEBAS

Las partes acuerdan que los faxes, correos electrónicos, copias y demás información almacenada en formato informático servirán de prueba y tendrán el mismo efecto que los documentos originales, sobre todo para demostrar la existencia y aceptación del presupuesto y de la prestación del servicio.

ARTÍCULO 8. OBLIGACIONES DEL PROVEEDOR

El Proveedor se esforzará por traducir el texto de manera que sea lo más fiel posible al texto original utilizando un lenguaje y estilo propio de la profesión. Así pues, se compromete a hacer todo lo posible para tener en cuenta e incluir en la traducción los elementos proporcionados por el Cliente (glosarios, mapas, imágenes, abreviaturas, etc.).

El Proveedor no se hará responsable cuando existan incoherencias o ambigüedades en el texto original, y es el Cliente quien debe comprobar la coherencia técnica del texto final.

ARTÍCULO 9. OBLIGACIONES DEL CLIENTE

El Cliente debe proporcionar al Proveedor toda la información que pueda resultarle útil para prestar un buen servicio.

El Cliente se compromete a enviar al Proveedor todos los textos que se vayan a traducir y facilitar toda la información técnica necesaria para la comprensión del texto y, en su caso, la terminología específica requerida.

En el presupuesto se incluirán peticiones particulares como, por ejemplo, la traducción de ciertos términos, la información técnica o el uso de terminología específica.

En caso de que el Cliente falte a su obligación de informar de este tipo de cosas al Proveedor, este no se hará responsable de los posibles incumplimientos o retrasos en la entrega.

ARTÍCULO 10. CORRECCIONES Y RELECTURAS

Los Clientes tienen derecho a reclamar por las Prestaciones en un plazo máximo de (10) días laborables a partir de la recepción de los documentos traducidos o releídos. Solamente se tramitarán las reclamaciones de las Prestaciones que se hayan pagado íntegramente.

En caso de existir desacuerdo sobre algunos puntos de la traducción, el Proveedor procederá a su corrección junto con el Cliente.

Los fallos que el Proveedor califica como errores de traducción son:

– los errores graves de gramática y ortografía;

– los fragmentos de texto sin traducir;

– las traducciones con un sentido claramente incorrecto.

Los fallos que el Proveedor no califica como errores de traducción son:

– los errores tipográficos;

– las cuestiones de estilo;

– las incoherencias derivadas de las posibles ambigüedades que pueda haber en el documento original;

– las discrepancias en cuanto a la terminología empleada, salvo en los casos en los que el Cliente haya dado indicaciones específicas o aportado información al respecto.

Si se desea que se revise la traducción, se debe enviar al Proveedor una prueba de imprenta para su relectura.

Todas las correcciones y relecturas conllevan un gasto adicional de 40 € / hora (sin gastos incluidos), a menos que exista un acuerdo por escrito que indique lo contrario.

ARTÍCULO 11. CONFIDENCIALIDAD

El Proveedor se compromete a tratar de manera confidencial toda la información que reciba antes, durante o después de prestar el servicio. Los documentos originales que no se faciliten en formato electrónico se devuelven al Cliente, si este así lo solicita, y los gastos derivados del envío correrán a su cargo.

El Proveedor no se hará responsable cuando se intercepte o desvíe la información durante su envío o transmisión, especialmente cuando ocurra a través de Internet. Así pues, el Cliente debe indicar al Proveedor, de antemano o durante el pedido, la forma de envío que desea que se utilice para garantizar la confidencialidad de toda la información sensible.

ARTÍCULO 12. RESPONSABILIDAD

El Proveedor no se hará responsable de las reclamaciones presentadas por motivos estilísticos. El Cliente comprende que es posible que en la traducción no se incluyan ciertos matices del texto original, y que en ella se refleje el estilo de redacción propio del/de la traductor/a.

Es importante recordar que los plazos de entrega son orientativos, por lo que su incumplimiento no puede acarrear ningún tipo de sanción por retraso. El Proveedor no se hará responsable, en ningún caso, de los daños directos o indirectos ocasionados al Cliente o a terceros por retrasos en la entrega, especialmente cuando estos se deban a causas de fuerza mayor o a retrasos por un funcionamiento inadecuado de los servicios postales o del correo electrónico.

Así pues, el Proveedor solamente se responsabilizará por el importe de la factura en cuestión.

ARTÍCULO 13. FORMAS DE PAGO

13.1. En las facturas se incluye el importe neto, sin descuentos, y deben pagarse a los 30 días a partir de la fecha de expedición de la factura, salvo que exista una cláusula que indique lo contrario y esta aparezca en el presupuesto.

13.2. Sin perjuicio de lo dispuesto en las cláusulas anteriores, todos los adelantos se pagarán al tramitar el pedido, antes de que el Proveedor comience a prestar sus servicios.

13.3. Si el pago se realiza por cheque o transferencia bancaria desde una cuenta extranjera, los gastos bancarios o derivados del cambio de divisas correrán a cargo del Cliente y conllevarán un incremento del precio a tanto alzado, que figurará en el presupuesto, o se emitirá una nueva factura.

13.4. En caso de retraso en el pago, se podrán interrumpir los pedidos en curso de pleno derecho hasta que se efectúe el pago completo.

Además, al Cliente se le aplicarán a la factura en cuestión intereses de demora equivalentes a 1,5  veces la tasa de interés legal en vigor, sin necesidad de que exista una previa notificación formal de requerimiento al pago.

Por otra parte, de conformidad con lo dispuesto en el artículo L.441-6 del Código de comercio francés, el Cliente quedará sujeto al pago de una indemnización a tanto alzado de 40 (cuarenta) euros en concepto de los costes de cobro generados por el Proveedor. Esta cláusula será de aplicación a partir del día siguiente a la fecha de vencimiento de la factura.

El Proveedor se reserva el derecho de emprender acciones judiciales contra el Cliente para cobrar los importes que se le deban.

ARTÍCULO 14. PROPIEDAD INTELECTUAL

14.1. Antes de enviar al Proveedor los documentos para traducir, el Cliente debe asegurarse de que posee los derechos de propiedad intelectual de los documentos que desea traducir (el/los «Documentos original/es»).

Así pues, el Cliente debe ser el autor del Documento original o disponer de una autorización previa por escrito del titular de los derechos de autor para proceder a la traducción de dicho documento.

El Proveedor no se hará responsable, en ningún caso, si todo o parte de los documentos que el Cliente le envíe infringen los derechos de propiedad intelectual, derechos de terceros u otras normativas que resulten de aplicación. El Proveedor tampoco se hará responsable si la traducción realizada bajo las instrucciones del Cliente viola los derechos de propiedad intelectual u otros derechos de terceros.

El Cliente asumirá, en su caso, los posibles daños y consecuencias económicas derivadas de reclamaciones o litigios presentados por terceras personas por incumplir sus derechos en los Documentos originales o en las traducciones.

14.2. Además, el Cliente es consciente de que la traducción que el Proveedor le entrega constituye un nuevo documento y sus derechos de autor son propiedad del Proveedor. Por lo tanto, si se presta un servicio literario o artístico (traducción, redacción, etc.), y sin perjuicio de los derechos de autor sobre la obra, el Proveedor se reserva el derecho de solicitar que su nombre aparezca en todos los ejemplares o en la publicación de sus Prestaciones, de conformidad con lo establecido en el artículo L.121-1 del Código de propiedad intelectual.

El pago íntegro de las Prestaciones conlleva la cesión, a favor del Cliente, de todos los derechos de propiedad intelectual del Proveedor vinculados a la traducción, durante el periodo legal de derechos de autor en Francia y en todo el mundo.

Cabe destacar que la traducción es propiedad del Proveedor hasta que se efectúe el pago total de las Prestaciones.

En caso de impago de las Prestaciones, el Proveedor se reserva el derecho de emprender acciones judiciales de todo tipo para hacer valer sus derechos de traductor sobre las traducciones que realice para el Cliente.

ARTÍCULO 15. CANCELACIÓN

El Proveedor y el Cliente tienen la posibilidad de cancelar el pedido mediante una notificación escrita dirigida a la otra parte cuando una de las partes incumpla sus obligaciones.

Si se cancela un pedido en curso, independientemente del motivo que sea, y se notifica por escrito al Proveedor, al Cliente se le facturará el 100 % (cien por cien) del trabajo ya realizado y el 50 % (cincuenta por cien) del trabajo restante.

ARTÍCULO 16. LEGISLACIÓN APLICABLE Y RECURSO

Las presentes Condiciones generales de venta se rigen por el derecho francés. En caso de que se traduzcan a uno o varios idiomas, prevalecerá el texto en francés en caso de litigio.

Las partes tratarán de llegar a un acuerdo amistoso antes de emprender cualquier acción judicial. De no ser posible, las partes se reservan el derecho de recurrir al Tribunal mercantil de París.

Actualizado el 5 de diciembre de 2018