Los diferentes tipos de inglés: ¿qué opción elegir para tus traducciones?

El inglés es el idioma oficial de más de 60 países y es la lengua nativa de más de 360 millones de personas. ¿Pero todos los hablantes utilizan el mismo tipo de inglés? La respuesta es no. Descubre cómo adaptar tu estrategia de traducción en función de los distintos tipos de inglés.


Los diferentes tipos de inglés en traducción

No hay que olvidarse de las variantes

Cuando hablamos del inglés, pensamos a menudo en dos categorías regionales principales: el inglés estadounidense y el inglés británico. De hecho, estas dos variantes son las más utilizadas en traducción, según si el mercado objetivo está en el continente americano o en el europeo. Pero por supuesto también existen muchos otros tipos de inglés y es fundamental tenerlos en cuenta según el país en el que desees implantarte.

Por ejemplo, si te diriges al mercado australiano en concreto, es indispensable optar por un traductor australiano. Una comunicación en la variante adecuada de un idioma aumentará de forma considerable tu tasa de conversión en el país objetivo.

Plantéate también adaptar tus traducciones en inglés a mercados como el de India o el de Oriente Medio y que se tenga en cuenta las características de cada variante.

En cualquier caso, y sea cual sea la variante que elijas, lo importante es que tu traducción esté armonizada. Para conseguirlo confía en traductores profesionales nativos del país al que te diriges.

El uso del inglés «neutro» en traducción

Si tu objetivo es alcanzar no solo el mercado anglófono, sino también el de otros países en los que el inglés se utiliza a menudo como lengua vehicular, como los países escandinavos, puedes optar por una traducción en inglés «neutro», de forma que tu traducción resulte natural para todos tus lectores, independientemente de su origen.
De hecho, en el caso de un proyecto de internacionalización más general, es decir, que no te diriges a un país concreto, sino que simplemente quieres vender fuera de tu mercado nacional, una traducción en inglés neutro puede ser una buena solución temporal, sobre todo a nivel financiero.

Observación: piensa en optar por una traducción multilingüe para optimizar tus resultados. Si te comunicas con tu público objetivo en su lengua materna, mejorarás de forma considerable tu tasa de conversión en el extranjero y obtendrás un excelente rendimiento de la inversión.

Milega dispone de una red de traductores anglófonos para todas las variantes de inglés.

Contacta con nosotros

2019-01-10T18:40:06+01:0019 diciembre 2018|Nuestros consejos|